Exaltación 2014

relatos beitavg lmdeinktober microrrelatos

En los jardines del alma la vida está floreciendo, entre aromas de naranjo y nubes blancas de incienso. Sevilla ya se engalana como una novia en su casamiento porque es de nuevo primavera y de nuevo llegó el momento. Las palmas ya se trenzaron para engalanar los balcones, como también se trenzó el esparto que se ceñirá en cinturones. Ya se hacen capirotes de cartón “a la media” y se venden las sandalias por la calle Alcaicería. La miel se volvió torrija y el bacalao pavía, ya resuenan los tambores y, en los barrios, algarabía.

La plata está reluciente, se funden candelerías, las madres planchan las túnicas y se orean las mantillas. Se renuevan ilusiones a golpe de martillo, cada ensayo es un sueño y cada chicotá testigo, de cómo Sevilla se acerca a la Gloria que va de Domingo a Domingo. La rampa ya ha servido de juego para los chiquillos que allá por el Salvador esperan el feliz domingo. Entrada más que triunfal por las puertas de Sevilla, ¡Hosanna al redentor! ¡Hosanna al hijo de María!

Silencio por callejones y gloria por las plazuelas que desde Molviedro a San Lorenzo, Sevilla se vuelve Judea. Jerusalén entre azahares y rumores de Río Grande, donde Dios cayó tres veces de Pureza a San Vicente y Simón de Cirene por San Roque ya le asiste. El aire lleva sones de cornetas y tambores; de trompeta y clarinete; de saeta, fagot y oboe.

Gloria y ramos a un Domingo que es de Paz y de parque, de Estrella coronada; de azul Hiniesta radiante; silencio, canto de monjas, Amargura de Sor Ángela.

Gloria de Lunes Santo, Sevilla se hace Barrio, donde corazones cautivos se niegan a abandonarlo; Gloria y Mercedes de un Barrio que por amor se hizo corona.

Gloria estudiantil, martes por el Rectorado, Buena Muerte de Cristo, Angustias rumor callado.

Gloria a Sevilla el miércoles por el puente de San Bernardo; gloria al miércoles torero, del Arenal Piedad y llanto.

Gloria el Jueves y Merced, que Pasión carga el madero y gloria tabacalera, por cada azote al redentor, a su madre un puñal de pena. Gloria de madrugá, en la noche Silencio y marchas, marejadas de plumas blancas, saetas de rancia casta.

Gloria en la cava a un gitano que expira mirando al cielo; ya se cumplió lo escrito, ya se rasgó el velo del Templo.

Gloria al sábado serevita, que con Dolores su madre le acuna; Mors Mortem Superavit; Soledad, Duelo y Urna.

¡Gloria a la Gloria misma! Repique alegre de campanas que Dios resucitó en Sevilla y en su Aurora lo acompaña. ¡Gloria a Sevilla misma, a sus calles y plazas, que reloj se puso a cero, que la cuenta atrás ya está en marcha! ¡Gloria a Dios sevillanos, que la vida no es una Semana, que la Semana es la vida, la sangre de la ciudad milenaria! ¡Gloria y Salve María, no hay razón para tu pena, tu hijo se hizo rey y los ángeles le aguardan!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.